CÓMO AFECTAN A TU SALUD LOS CONFLICTOS DE PAREJA

CÓMO AFECTAN A TU SALUD LOS CONFLICTOS DE PAREJA

CÓMO AFECTAN A TU SALUD LOS CONFLICTOS DE PAREJA


Seguramente después de una pelea con tu pareja, sentís molestia estomacal, tensión muscular o cansancio. Estas son tan solo algunas de las alertas que el cuerpo manifiesta ante situaciones conflictivas. Te contamos otras formas en las que discutir afecta tu salud.


Un estudio realizado en conjunto por 4 universidades de Estados Unidos, determinó que existe una conexión directa entre nuestras emociones y la salud, entendida desde el contexto de las relaciones interpersonales.

El equipo de especialistas detectó, por ejemplo, que si solemos enojarnos hasta el punto de explotar, podemos sufrir problemas cardíacos, como presión alta. Pero callarse o guardarse opiniones cuando surge una discusión de pareja, tampoco es saludable. Según el mismo estudio, quienes no conectan con sus emociones en una pelea, podrían tener problemas de huesos, como dolores de espalda o tirones musculares.

CÓMO AFECTAN A TU SALUD LOS CONFLICTOS DE PAREJA

Por otro lado, la Revista Health da a conocer varios aspectos en los que la salud se puede ver afectada por las malas relaciones de pareja. Entre ellos, se evidencia el aumento de peso o incluso, la aparición de algún otro tipo de adicción, como el alcohol. En línea con esto, una investigación reveló que los hábitos de consumo de las personas tienden a reflejar características del vínculo con su cónyuge. Los altos niveles de estrés son otros de los síntomas que pueden surgir ante reiteradas discusiones de pareja, al igual que los trastornos del sueño, la ansiedad, la angustia y la depresión. Todos ellos tienen un impacto directo en nuestros sistemas inmunológico, digestivo y cardiovascular. Por eso es común que, en momentos de tensión, aparezcan: estreñimiento, diarrea, espasmos abdominales, nauseas o falta de apetito. Una mala calidad de alimentación, por consiguiente, debilita nuestras defensas y nos volvemos más proclives a contraer enfermedades infecciosas.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA DISCUTIR MENOS?

Comencemos intentando quejarnos menos y cambiando esas exigencias hacia el otro por peticiones más reflexivas. Por ejemplo, en lugar de decir “nunca tenés tiempo para mí”, proponer “me gustaría que pasemos más tiempo juntos”. Otro punto importante es no usar las discusiones para traer temas del pasado.

CÓMO AFECTAN A TU SALUD LOS CONFLICTOS DE PAREJA

Cada problema debe solucionarse en el momento, ya que, si guardamos sentimientos negativos no sólo que terminarán explotando de la peor manera en el futuro, sino que nos enferman durante todo el tiempo que permanecieron ocultos. Respetar los espacios del otro y hacer respetar los nuestros, transmitir reconocimiento y admiración y mantener un diálogo constante, son algunos tips saludables para que la vida en pareja no nos enferme y, al contrario, nos haga felices.

Es momento de pensar en tu salud y en la de tu enamorad@. Tener una vida compartida armónicamente solo depende de ustedes dos.

Related posts