ACEITE DE ARGÁN

El Argán o Arganero es un árbol de familia de los sapotáceos que crece únicamente en el suroeste de Marruecos, único en su género, y no se cultiva en ninguna otra pare del mundo.

El Aceite de Argán es un aceite seco de penetración inmediata, conocido por sus propiedades nutritivas, antioxidantes y regenerativas. Su eficacia comprobada y sus inmejorables propiedades lo definen como un auténtico oro líquido.

Es utilizado tanto para fines nutricionales como para fines dermatológicos, tales como el tratamiento para el acné, arrugas y heridas leves.

Puede aplicarse diariamente en las uñas, cara, cuerpo y pelo. Se recomienda su aplicación en la piel limpia antes de acostarse, utilizando una pequeña cantidad del aceite en la zona deseada y ejerciendo un suave masaje hasta su total absorción.


Beneficios

• Fortalece el cabello aportándole brillo y flexibilidad.
• Hidrata el cabello después del baño de mar.
• Estimula la regeneración y la oxigenación de la piel.
• Aporta elasticidad a la piel.
• Hidratación de la piel.
• Antiarrugas.
• Alimenta las fibras capilares.
• Promueva la renovación celular.
• Revitaliza la piel y le aporta bienestar.
• Cicatrizante.
• Trata las irritaciones cutáneas.
• Neutraliza los radicales libres y protege contra las agresiones externas.
• Trata las uñas debilitadas.